la endometriosis

Tratar la endometriosis

En cuanto a su tratamiento, debemos puntualizar que dependerá del grado de severidad, de su extensión y de las expectativas reproductivas de la paciente. En principio, los tratamientos se desglosan en aquellos dirigidos a combatir el dolor y los que tienen como objetivo evitar la infertilidad. 

Entre los primeros, se incluyen:

  • Hormonas usadas para tratar el dolor moderado como progesterona, píldoras anticonceptivas, danocrina y hormona liberadora de gonadotropina. La toma de anticonceptivos orales con estrógeno y progesterona durante medio año frena la mayoría de síntomas, no así las adherencias. Sus posibles efectos secundarios incluyen sofocaciones, sequedad vaginal y pérdida de calcio en los huesos.
  • La cirugía es la mejor opción en endometriosis extensa, con dolor severo o en mujeres que no desean descendencia. Caben procedimientos quirúrgicos sencillos o cirugía mayor, pudiendo optarse por extirpar el útero, los ovarios, las trompas de Falopio o cualquier adherencia o implante de tejido procedente del endometrio.
Y en lo que respecta a los dirigidos a combatir la infertilidad, puede hablarse de:
  • Fertilización in vitro.
  • Laparoscopia, con notable eficacia en mejora de la fertilidad. 
Conviene por último no olvidar las posibilidades que ofrece la homeopatía en el tratamiento de la endometriosis, no eliminando los síntomas sino restableciendo el equilibrio perdido como consecuencia de la enfermedad. 

Suelen utilizarse preparados a base de Viburnum opulus, Sepia oficinallis, Platina y Pulsatilla.